Especialista en hígado en Puebla

Cirugía colorrectal en Puebla – Dr. Germán Sánchez

Médico cirujano con Alta Especialidad. Certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía General. Especializado en la cirugía que se enfoca en el tratamiento de enfermedades y afecciones del colon, el recto y el ano.


Basado en las opiniones positivas de los pacientes

  • Doctoralia
  • Google
 
  • Cédula profesional: 9772782 (ITESM).
  • Cédula profesional: 12337613 (UNAM).
  • Consejo Mexicano de Cirugía General: C20020520.
Lo que opinan mis pacientes

Testimonios

Cirugía colorrectal en Puebla

Dr. Germán Sánchez Morales

¡Hola! Soy cirujano general con especialidad en cirugía genral. Cuento con más de 13 años de experiencia, en los que he atendido satisfactoriamente a más de 10,000 pacientes y realizado más de 5,000 procedimientos exitosos.

¿Qué es un cirujano hepatopancreatobiliar?

Es un cirujano que ha completado un programa formal en Cirugía Hepatobiliar y Pancreática. Este programa brinda capacitación en el tratamiento médico y quirúrgico de enfermedades benignas y malignas del hígado, las vías biliares y el páncreas.

Entre algunas de las ventajas de atenderte con un cirujano HPB existen que pueden atender patologías complejas que no todos los cirujanos trabajan.
Al ser estos órganos su especialidad, puede prevenir enfermedades graves como el cáncer y otras enfermedades más.

Cirugía colorrectal en Puebla

La cirugía colorrectal es un campo especializado de la cirugía que se enfoca en el tratamiento de enfermedades y afecciones del colon, el recto y el ano. Este tipo de cirugía puede ser necesario para abordar problemas como cáncer, diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinal, hemorroides, fisuras anales, y prolapso rectal, entre otras. Dependiendo de la afección y su gravedad, la cirugía puede realizarse mediante técnicas mínimamente invasivas o cirugía abierta tradicional.

¿Cómo se realiza una cirugía colorrectal?

El método específico utilizado para la cirugía colorrectal depende del diagnóstico del paciente y de la naturaleza del problema a tratar. Existen varias técnicas quirúrgicas que se pueden emplear:

  1. Cirugía laparoscópica:
    • Preparación: El paciente es anestesiado general para asegurar que no sienta dolor durante el procedimiento.
    • Procedimiento: Se realizan varias pequeñas incisiones en el abdomen. A través de estas incisiones, el cirujano inserta un laparoscopio (un tubo delgado con una cámara) y otros instrumentos quirúrgicos. La cámara transmite imágenes a un monitor, permitiendo al cirujano ver y operar en el área afectada.
    • Recuperación: La recuperación es generalmente más rápida y con menos dolor en comparación con la cirugía abierta. Los pacientes suelen experimentar menos complicaciones postoperatorias y una estancia hospitalaria más corta.
  2. Cirugía abierta:
    • Preparación: Similar a la laparoscópica, el paciente es anestesiado general.
    • Procedimiento: Se realiza una incisión más grande en el abdomen para permitir al cirujano acceder directamente al colon y al recto. Esta técnica puede ser necesaria en casos de tumores grandes o cuando hay inflamación severa.
    • Recuperación: La recuperación es más prolongada y puede requerir varios días de hospitalización. Esta técnica se utiliza cuando la cirugía laparoscópica no es posible o segura debido a complicaciones.
  3. Resección transanal:
    • Preparación: El paciente recibe anestesia general o regional.
    • Procedimiento: Se accede al área afectada a través del ano, eliminando la necesidad de incisiones abdominales. Esta técnica es especialmente útil para tratar ciertos tipos de cáncer rectal y pólipos grandes.
    • Recuperación: La recuperación es generalmente rápida, con menor riesgo de complicaciones abdominales.

¿Cuáles son las condiciones que comúnmente se tratan con cirugía colorrectal?

La cirugía colorrectal se utiliza para tratar una amplia gama de afecciones del colon y el recto. A continuación se detallan algunas de las más comunes:

  1. Cáncer colorrectal: Uno de los cánceres más comunes, afecta el colon y el recto y puede requerir la extirpación de las áreas afectadas junto con los ganglios linfáticos cercanos.
  2. Diverticulitis: Inflamación o infección de pequeños sacos en el colon llamados divertículos. En casos graves, puede ser necesaria la extirpación de la parte afectada del colon.
  3. Enfermedad inflamatoria intestinal (EII): Incluye condiciones como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, que pueden requerir cirugía para remover secciones del intestino gravemente afectadas.
  4. Hemorroides: Venas hinchadas en el recto o el ano que pueden necesitar cirugía cuando los tratamientos menos invasivos no son efectivos.
  5. Fisuras anales: Pequeñas grietas en el revestimiento del ano que pueden requerir intervención quirúrgica si no sanan con tratamiento conservador.
  6. Prolapso rectal: Cuando el recto se desplaza hacia fuera del ano, la cirugía puede ser necesaria para repararlo.
  7. Pólipos grandes: Crecimientos anormales en el colon o el recto que pueden necesitar ser removidos quirúrgicamente si son demasiado grandes para ser eliminados durante una colonoscopía.

¿Cuándo acudir con este especialista?

Es recomendable consultar a un cirujano colorrectal en las siguientes situaciones:

  • Sangrado rectal persistente: Sangrado que no se resuelve o se acompaña de dolor, cambios en las deposiciones o pérdida de peso.
  • Cambios en los hábitos intestinales: Alteraciones persistentes en la frecuencia, consistencia o forma de las deposiciones.
  • Dolor abdominal crónico: Dolor persistente que no se alivia con tratamientos convencionales y puede estar relacionado con afecciones del colon o recto.
  • Diagnóstico de cáncer colorrectal: Confirmado por un médico y que requiere tratamiento quirúrgico.
  • Complicaciones de la enfermedad inflamatoria intestinal: Como obstrucción intestinal, fístulas o abscesos.
  • Prolapso rectal o hemorroides severas: Que no mejoran con tratamientos menos invasivos.

Conclusión

La cirugía colorrectal es un campo crucial en el tratamiento de diversas afecciones que afectan el colon y el recto, desde enfermedades inflamatorias hasta cáncer. Dependiendo de la condición y su gravedad, se pueden utilizar técnicas mínimamente invasivas o cirugía abierta. Consultar a un cirujano colorrectal ante síntomas persistentes o diagnósticos preocupantes es esencial para un tratamiento oportuno y efectivo, lo que puede mejorar significativamente la calidad de vida del paciente.

¡Agenda una cita ahora!
Germán Sánchez Morales – Doctoralia.com.mx
Contacto

Cirugía colorrectal en Puebla – ¡Agenda tu cita hoy mismo!

Solo marca al teléfono o envíame un WhatsApp. Estaré encantado de resolver tus dudas en caso de que necesites más información o un tratamiento.